“La emprendeduría es inherente a la innovación.” – Francesc Solé Parellada

Francesc sole
Este Máster aparece para llenar un vacío que detectamos en el panorama formativo actual. La enseñanza de herramientas de gestión ya está cubierta: existen cursos que desarrollan la mejora de la gestión de las organizaciones, la parte estratégica, los sistemas de información… Todo esto se puede encontrar en los catálogos de diferentes instituciones educativas.

Pero en 2010 descubrimos una carencia de formación en dos áreas. Por un lado, en el área de producción, tanto a nivel industrial como de servicios; las compañías aún no han resuelto de manera satisfactoria la tarea de pensar en los productos, cómo deben diseñarse, cómo implementarlos o cuál ha de ser su logística y distribución. Por otro lado, el área del cambio y la gestión de este cambio: cómo imaginamos desde cada una de las áreas de qué manera damos un paso más allá, y detectar cuál es este más allá, dónde está y cómo llegamos a él. Dotar a los directivos de herramientas para hacer correctamente esta tarea que no se ha realizado bien desde el punto de vista de la formación.

“Descubrimos una carencia de formación en el área de producción y en el área del cambio.”

Este proceso del cambio se puede improvisar en organizaciones pequeñas, donde es más fácil detectar de qué manera iremos más allá, con nuevos productos y procesos. Pero en las empresas donde los procesos son mucho más sofisticados, básicamente en la industria, el proceso no puede ser amateur. Con toda seguridad, este proceso necesita de una investigación, del apoyo del departamento de I+D, de un cierto software que nos permita simular el nuevo producto, de la Open Innovation, etc.

Para los directores y profesores de este curso era esencial que el Master in Business Innovation combinase las dos dimensiones: la del MBA convencional –que parte de una fórmula ya conocida– y la de los elementos que enseñan a gestionar el cambio desde un punto de vista profesional, que ayude a introducir las herramientas para mejorar, para añadir valor.

En este curso queremos también poner el foco sobre el emprendedor, porque la emprendeduría es inherente a la innovación. Los emprendedores son personas que comprometen sus recursos y su tiempo en un proyecto de resultados a veces dudosos. Innovar requiere oficio, aprender cuál es el proceso que se ha de seguir, y eso es muy importante. Pero también necesita de una determinada actitud, de una curiosidad vital. Innovar quiere decir arriesgarse.

“La emprendeduría es inherente a la innovación.”

Enseñar al alumno a emprender quiere decir ponerlo en situación de competir, y no hay mejor manera de comenzar que hacerlo en un curso de las características de este Máster, donde se puede simular la creación de una spin-off, y preparar proyectos durante todo el año académico.

Francesc Solé Parellada – Director del Programa MBI de la UPC . Catedrático de la Universitat Politècnica de Catalunya.