El Lean Start-up revoluciona el emprendimiento

El Lean Start-up revoluciona el emprendimiento

En el post de hoy compartiremos un resumen de lo que es el lean start-up basado en el artículo “Why the Lean Start-up Changes Everything” escrito por Steve Blank para el Harvard Business Review. En él, el autor nos ofrece una percepción general de las técnicas del lean start-up. Hace un tiempo atrás recomendamos el curso online que ofrece el Sr. Blank, pero hoy compartimos algunos de los puntos más relevantes de este artículo para que puedas saber si te interesa aprender más al respecto.

De acuerdo a la forma más conocida para comenzar negocios, hay pasos que no pueden faltar como escribir un plan de negocios, mostrárselo a inversores, crear un equipo de trabajo, introducir el producto o servicio al mercado e intentar vender la mayor cantidad posible. Sin embargo, esta forma de emprender no ha sido demasiado efectiva. Un estudio de Shikhar Ghosh de la Escuela de Negocios de Harvard concluyó que 75% de las start-ups fracasan.

Sin embargo, para hacer del proceso de crear una empresa menos arriesgado ha surgido una nueva metodología: lean start-up. Esta metodología favorece la experimentación por sobre la planificación elaborada, la retroalimentación por parte de los clientes por sobre la intuición y el diseño iterativo por sobre diseñar en grande de una vez.

De acuerdo a la forma tradicional de hacer negocios, lo primero que un emprendedor debería hacer es crear un plan de negocios describiendo la oportunidad, el problema a resolver y la solución que la empresa proveerá. Lo normal es también incluir un pronostico de 5 años de los ingresos, utilidades y el flujo de caja. Esto implica que es posible descifrar todas las dudas que hay sobre un negocio antes de obtener la financiación y ejecutar la idea. Siguiendo la misma lógica, es sólo hasta después del lanzamiento del producto o servicio que la empresa recibe retroalimentación de los clientes y en muchos casos se dan cuenta de que no necesitan o no quieren muchas de las características del producto.

img

A través de la experiencia derivada de esto se han aprendido 3 cosas:

1. Los planes de negocios raramente sobreviven el primer contacto con los clientes.

2. Nadie, aparte de los inversionistas de capital riesgo, requieren planes de 5 años para pronosticar incógnitas.

3. Las start-ups no son versiones más pequeñas de empresas grandes. Una de las diferencias más grandes es que mientras las empresas grandes ejecutan modelos de negocio, las start-ups están buscando el suyo. El Lean start-up define una start-up como una organización temporal diseñada para buscar un modelo de negocios repetible y escalable.

El método lean tiene tres principios:

1. Los emprendedores entienden que en el primer día lo único que tienen son hipótesis sin probar, o en otras palabras, buenas suposiciones. Estas suposiciones se resumen dentro del business model canvas

2. Las lean start-ups se basan en el enfoque de “salir del edificio” denominado “desarrollo de cliente” para probar las hipótesis. La idea es salir y pedirle a las personas que usarán o comprarán el producto o servicio o a proveedores, etc., que nos den retroalimentación sobre sus características, los canales de distribución, etc. Con esta información, el objetivo es crear el producto mínimo viable y buscar retroalimentación. Cuando se tiene esa información, se revisan las suposiciones y se comienza nuevamente el ciclo. Cuando se hacen pequeños ajustes, estas acciones se denominan iteraciones. Cuando se hacen cambios más grandes se les llaman giros (pivot).

3. En lean start-ups se practica el desarrollo ágil, el cual se inició en la industria del software. Este método elimina pérdidas de tiempo y recursos al desarrollar el producto iterativa e incrementalmente. Es el proceso a través del cual las start-ups crean el producto mínimo viable con el que se hacen las pruebas.

Aunque las técnicas lean start-up fueron inicialmente creadas para crear empresas tecnológicas de rápido crecimiento, Steve Blank cree que los conceptos son igualmente válidos para crear negocios pequeños. Por otro lado, hay empresas grandes que están utilizando este método para validar nuevos productos o proyectos.

Sin duda este es un método que nos ayuda a reducir considerablemente el riesgo de emprender. En la actualidad, el método lean se está enseñando en más de 25 universidades y a través del un curso online en Udacity.

Post by Andrea Ordenes – alumna del máster Executive MBI en la UPC