Creatividad: Cuestiona tus ideas actuales

Image

En post pasados hemos compartido consejos sobre cómo ser más creativos/as y nos hemos dado cuenta de que es un tema que interesa. Es por eso que, para seguir en esa línea, hoy compartimos un post escrito por Alan Iny y Luc de Branbandere sobre cómo para aumentar la creatividad tienes que desafiar tus ideas actuales y cómo eso se ha visto reflejado en dos empresas.

Para comenzar, los autores comentan que lo de “think outside the box” (pensar de manera creativa, fuera de los márgenes, etc.) es algo que se escucha a menudo y que generalmente lleva a sesiones de lluvias de ideas que en muchos casos no resultan en nada, no porque la herramienta no sea buena, sino porque generalmente no se utiliza adecuadamente. Pero para que estas sesiones funcionen, los participantes tienen que enfocarse en el desafío verdadero de producir ideas nuevas. Esto requiere una mente abierta, lo suficiente como para cuestionar las ideas existentes antes de crear ideas nuevas.

Los autores relacionan la innovación con un cambio de realidad, como introducir un producto nuevo, hacerlo más barato, o agregar características a través de cambios en los procesos o la propuesta de valor. Por otro lado, relacionan la creatividad con desafiar la forma en que ves el mundo. Esto te ayuda a visualizar nuevos productos, procesos, industrias e incluso nuevas formas de enfrentarte a crisis personales.

Caso BIC

Para ejemplificar, considera dos empresas. La primera es Bic, la cual se fundó como una empresa de bolígrafos en 1945. Imagínate que  a los empleados de Bic les pidieran nuevas ideas para expandir la línea de producto de la empresa. Iny y de Brabandere piensan que lo que podrían haber propuesto son biógrafos de 4 colores, bolígrafos con tinta que se pueda borrar y bolígrafos personalizados con los logos de sus clientes, entre otros. Si a alguien se le hubiera ocurrido la idea de vender mecheros o maquinillas de afeitar, la reacción podría haber sido “Estás loco, somos una empresa de bolígrafos”. Y claro, si tienen en mente que la empresa es una empresa de bolígrafos, son ideas muy malas.

Piensa ahora cómo cambia todo si cambias tu modelo de pensamiento para adoptar una nueva forma de ver el negocio, como por ejemplo: “Nosotros hacemos productos desechables de plástico”. En este caso, los mecheros y las maquinillas tienen lógica completamente y llevan al crecimiento de la empresa.

Caso Tsiferblat

Otro ejemplo que dan los autores sobre creatividad en los negocios es una pequeña cadena de cafés en Rusia llamada Tsiferblat, quienes han reinventado el modelo de negocio de las cafeterías. Ellos preparan y sirven café, pero lo dan gratis. La Wi-Fi también es gratis, al igual que la comida. Lo único que pagas es por el tiempo que estás en el lugar. En principio es una forma de negocios muy particular, sobre todo si lo comparamos con Starbucks, quienes ofrecen un lugar donde sentarse y trabajar o tener una reunión, pero cobran por lo que venden, café. Los márgenes mentales mantienen a las cafeterías dentro de la idea de “nosotros vendemos café” y no salen de ellos. Tsiferblat tiene un modelo totalmente distinto: Son un lugar cómodo para reunirse. Con esta nueva perspectiva, el café, la comida y el internet se convierten en servicios adicionales, no en el producto principal. El producto es el lugar, y el tiempo que estás en él es lo que pagas.

Ejemplos de estos hay muchos en las distintas industrias, logrando salir de los márgenes iniciales de pensamiento que hay en las empresas y creando límites nuevos, lo que ayuda a reinventarlas. Este ejercicio es bueno para ver hacia dónde se puede apuntar o visualizar todas las oportunidades a las que se puede acceder como negocio. Pero la clave es cuestionarte las ideas que hay actualmente y ver hasta donde puedes llegar si ves lo que tienes ahora desde otro punto de vista. Como pusimos en otro post, puedes comenzar haciendo preguntas que empiezan por: ¿Y si….?

¿Qué opinas? ¿Te parece que los autores tienen razón? ¿Agregarías algo más?

Fuente: To boost creativity, Challenge your existing ideasde  Alan Iny y Luc de Brabandere

Post by: A. Ordenes, Alumna del Master in Business Innovation de la UPC