No partas de cero. Comienza con una necesidad

Captura de pantalla 2013-09-16 a la(s) 13.16.35Ya lo hemos comentado anteriormente pero nunca está de más volver a hablar del tema.  Como dice Paul B. Brown en su post To Create A Successful Product, Don’t Start With A Blank Piece Of Paper. Start With A Customer Need, es tentador empezar a buscar una idea desde cero cuando se quiere emprender.  Pero él no lo recomienda. Al contrario,  recomienda comenzar en lugares donde puedes resolver un problema o mejorar una idea ya existente.

Si bien puede parecer lo mejor comenzar con una idea desde cero, el autor dice que no es así y explica que si bien la creatividad es maravillosa , en los negocios,  si no está ligada a un concepto de negocio viable, es sólo un pasatiempo y la idea es obtener beneficios de la idea.

Otra razón que destaca Brown es que comenzar con una nueva idea es muy ineficiente porque en muchos casos no se puede hacer mucho con ella ya que o no es factible o requiere  una inversión demasiado grande. Y por último, si se comienza de cero, cuando la terminas de desarrollar, tienes que ir a buscar gente que necesite lo que has hecho. Esto consume muchos recursos y mucho tiempo.

Por el contrario, comenzar con una necesidad que ya existe tiene sus ventajas y el autor comparte tres:

1. No tendrás que pasar mucho tiempo explicando lo que tienes: Los productos nuevos suelen requerir que las empresas eduquen al mercado. Pero si ya tienen la necesidad no hay mucho que explicarles. Saben lo que necesitan y reconocen un producto o servicio que les ayuda a resolverlo.

2. Ya se tiene un mercado existente: Ya  ha habido gente que ha expresado su necesidad de la  solución y no se pierde tiempo buscando clientes.

3. Crear un producto o servicio para una necesidad que ya existe te permite moverte mucho más rápido: El alcance de lo que tratas de hacer está demarcado ya que tratas de resolver una necesidad específica y lo que no esté dentro de ese alcance es irrelevante, con lo cual te permite avanzar más rápido y sin distracciones.

Brown concluye que partir de una necesidad ya existente hará todo el proceso de emprender mucho más fácil.

¿Qué opináis sobre las recomendaciones del autor? ¿Creéis que es mejor partir de una necesidad ya identificada o es mejor partir con una idea desde cero? Como siempre, esperamos vuestros comentarios.

Fuente: To Create A Successful Product, Don’t Start With A Blank Piece Of Paper. Start With A Customer Need, de Paul B. Brown

Posted by: Master in Business Innovation de la UPC