Entrevista con Ignasi Costas

Es grave que, con un 57% de paro juvenil, los empresarios no encuentren empleados por falta de formación

¿Hasta qué punto se han reactivado las compras por parte de grupos inversores extranjeros en Barcelona?ignasi_costas2

Ahora estamos en el mapa y existimos. La situación ha cambiado en una década. Operaciones como las de Softonic, Privalia o Stat Diagnostica ponen nuestra ciudad como un hotspot, lo que permite a los inversores internaciona les incrementar su confianza en los proyectos de aquí.
¿De una inversión sale otra?
Desde luego, es una garantía. Se ha observado un efecto tanto en los inversores de Estados Unidos como en los del resto de Europa que invierten en empresas de Barcelona. Ya que cogen un avión para venir hasta aquí, aprovechan el viaje y preguntan o se interesan por otras compañías en las que invertir.
¿Qué atractivos presentan las empresas catalanas?
Básicamente hay dos factores de compra: la tecnología –somos muy buenos en software– y el hecho de estar en un lugar estratégico que sirve de puente para los mercados del Sur de Europa y Latinoamérica, además, del talento unido a la creatividad.
Una de las quejas del sector es la falta de formación…
Es cierto. Los empresarios quieren reclutar a gente, pero no la encuentran porque no existe suficiente formación. Es muy grave que ocurra esto en un país con una tasa del 57% del paro juvenil y que las empresas tengan que fichar a empleados de fuera porque
aquí no hay.
¿No hay conexión entre el mundo laboral y la universidad?
No, los planes de estudio son rígidos y los procesos de adaptación, largos. Esto obliga a los estudiantes a jugar con los másters para ampliar su formación. No digo que bajen los sueldos en la Universidad, deben de estar bien pagados. La clave es el diálogo: ver qué
necesita el mercado y dárselo.
Estamos muy lejos de ser Silicon Valley…
Silicon Valley es la bomba y sí, nos queda mucho. En Estados Unidos la cultura del riesgo es distinta y los mercados son más maduros. Pero hay que fijarse en otros sitios, como Israel o Chile.
¿Cómo son las empresas israelíes?
Estas compañías ven la internacionalización como parte innata de ellas, protegen el I+D+i para que no se vaya y para que haya retorno, son punteros en tecnología, tienen vocación de cotizar en bolsa o ser adquiridas, y apuestan por la economía del conocimiento, es decir, por la calidad.
¿Y respecto a otros polos europeos de emprendeduría e Internet?
Los ecosistemas de Berlín y Londres son mucho más maduros. La ventaja que nosotros tenemos es la calidad de vida que ofrece Barcelona.
¿En qué nos ganan ellos?
Nosotros tenemos la tributación de la renta de las más altas del mundo; así es difícil traer talento aquí y esto nos quita competitividad.
¿Cómo definiría la ley de emprendedores?
Es una medida voluntarista e insuficiente, a la que le falta ambición. Es una ley que permite cubrir las necesidades del colectivo autónomo y contiene algunas medidas fiscales en I+D, pero no cubre la actividad emprendedora.
¿Qué le falta?
Es imprescindible introducir medidas relevantes para favorecer el empleo, como reducir el coste de las cuotas de la Seguridad Social. Sé de empresarios que no contratan por el coste de la plantilla, no por los despidos. También hay que promover la inversión privada con incentivos fiscales más ambiciosos en IRPF.
¿Qué opina del Mercado Alternativo Bursátil (MAB)?
Es un mercado que está bien desde el punto de vista de empresas en crecimiento. La salida al MAB es ligera, pero los incentivos fiscales, son insuficientes para generar nuevo mercado. En Gran Bretaña, Francia y Alemania no se han quedado cortos con los incentivos.
¿Qué negocios despuntarán en el futuro?
El centro del universo está en el móvil, cosa que hace veinte años no existía. Las tendencias del futuro son el Big Data, el cloud computing, la seguridad online y la interacción entre salud y tecnología.
¿Y qué modelo de negocio considera óptimo?
Cada uno deberá encontrar su camino y adaptarse a las necesidades del cliente.

Ignasi Costas (Barcelona,1974) es cofundador del despacho de abogados Rousaud Costas Duran (RCD) y responsable de su área de innovación y emprendimiento, además de secretario general del clúster Ecommerce & Tech Barcelona. Costas es optimista y augura que “se cerrarán compras en el sector tecnológico en los próximos meses”. “De la mera existencia de empresas como LetsBonus y Softonic saldrán futuros emprendedores y nuevos proyectos”, agrega el abogado.

Ignaci Costas es profesor del Executive MBI y del postgraduate Innovation Management que se imparte en la UPC, participando activamente en el modulo de Innovación con la asignatura Intelectual Property.

Fuente: Entrevista a Ignasi Costas. (2013, julio 18). Expansión. Disponible en  http://www.rousaudcostasduran.com/wp-content/uploads/2013/06/EXPANSION-Entrevista-Ignasi-Costas-18jun2013.pdf

Postgrado innovacion 725x90